Sobre mí

Cuando tomas una flor en tu mano y realmente la miras, es tu mundo por el momento. Quiero compartir este mundo con vosotros.


Después de trabajar varios años en el ámbito de la decoración me planteé un cambio y un reto.


Desde niña crecí con lo que en casa llamaban “el buen gusto”.
Las plantas y las flores formaban parte de mi entorno como elemento decorativo y disfrute.
En ese año de búsqueda me fui a vivir a Inglaterra. Estaba rodeada de jardines y flores, de verdes con infinitos matices y texturas, de paisajes hermosísimos.
Enseguida lo tuve claro… ¡Quería estudiar el maravilloso universo floral y todas sus posibilidades¡
Terminé mi formación al regresar a España, supe entonces que había encontrado mi sitio y mi pasión.
Me gusta el dialogo con las flores y así es como soy capaz de transmitir en mis trabajos sensibilidad, creatividad y armonía.
Dicen de mí que tengo buen gusto para combinar colores y formas, pero esto creo que no tiene mérito… solo hay que saber mirar en la naturaleza.